Ahora que El Canto de las Espadas a traspasado el mundo de los sueños y se a convertido en algo real estamos obligados a ser mucho más críticos con nuestro trabajo. Pero no es necesario ser muy inquisitivo para darnos cuenta de que últimamente no hemos podido seguir el ritmo que le habíamos imprimido al blog.
 
Esto es algo que nos duele doblemente, puesto que no ha sido una pérdida de ánimo lo que lo ha provocado. Lamentablemente, el blog es una vía de escape de nuestras obligaciones, sin embargo estas no hacen más que aumentar y privarnos del tiempo que disfrutamos con  El Canto de las Espadas.
 
Queremos trabajar duro e invertir esta tendencia, pero debemos ser realistas. Durante los próximos meses nuestras obligaciones aumentaran en detrimento de nuestro tiempo libre, por lo que no esperamos tener demasiado tiempo durante en verano.
 
Además Comi_Sam nos deja durante los meses estivales para trasladarse a las hermosas tierras de Galloway en Scotland. Allí permanecerá por lo menos hasta el equinoccio de otoño perdido entre verdes pastos y castillos.
 
 
Aún así no olvidamos el anuncio que hicimos en el artículo 101. Last Sword Miniatures sigue su andadura dentro de nuestros planes originales, y esperamos que pronto os podamos mostrar los primeros frutos de nuestros esfuerzos.