The Horus heresy: Betrayal at Calth

//The Horus heresy: Betrayal at Calth

The Horus heresy: Betrayal at Calth

This post is also available in: Inglés

The Horus heresy: Betrayal at Calth ya esta disponible en las tiendas Games Workshop, o Warhammer como las llaman ahora, y en los centros de hobby. Es el momento de que hablemo sen Last Sword Miniatures sobre The Horus heresy: Betrayal at Catlh y que significa de cara a las próximas novedades de Games Workshop.

The Horus heresy: Betrayal at Calth no es solo el primer producto en plástico sobre la herejía de Horus, si no que también es un sueño cumplido para muchos aficionados. Desde Lenton, Games Workshop nos muestra una línea de actuación muy rupturista con la que parece que van a afrontar el futuro.

1: Comparando Warhammer Age of Sigmar con The Horus heresy: Bretrayal at Calth.

Lo cierto, es que no podemos analizar The Horus heresy: Betrayal at Calth sin hablar de Warhammer: Age of Sigmar. Una perspectiva completa sobre los últimos lanzamientos de Games Workshop nos ayuda a entender la situación actual. Por ello os animo a leer la entrada Desnudando Age of Sigmar: Los motivos del cambio y ¿Volverá Warhammer Fantasy como lo conocíamos?, en la que tratamos las claves del producto.

Warhamer: Age of Sigmar esta diseñado meticulosamente para un público juvenil y novel en el mundo de los wargames. Esto no ha querido decir que no haya hecho las delicias de muchos aficionados experimentados o mayores, que han encontrado en Warhammer: Age of Sigmar un juego sencillo y vistoso con el que disfrutar.

Warhammer 40.000 no cambia con The Horus heresy: Betrayal at Calth

En The Horus heresy: Bretrayal at Calth nos encontramos con un juego en el que se continua apostando por mecánicas asequibles para cualquier público. Además incorpora tres elementos importantes y que lo convierten en una evolución de Warhammer: Age of Sigmar mucho mas afinada: matrices complejas, tablero de juego y sin cambios en el universo de Warhammer 40.000 .

Matrices complejas.

Warhammer: Age of Sigmar incluye un juego de matrices al estilo “plug and play”, sin opciones para personalizar las figuras a la hora de montar.

The Horus heresy: Betrayal at Calth encontramos matrices con opciones completas, de la misma manera que podemos encontrarlas en cualquier caja de escuadra, que no sean de inicio o core sets.

Esto, aunque añade un poco de complejidad a la hora del montado, consigue atrapar y atraer a otro tipos de clientes más interesados en esta parte del maquetismo y que desean un producto más personalizable.

Además, no nos olvidemos de que se las miniaturas de The Horus heresy: Betrayal at Calth son Marines espaciales, por lo que su montaje siempre es muy similar y bastante intuitivo.

Juego con tableto.

El reglamento y tablero que se incluye en The Horus heresy: Betrayal at Calth nos ofrece un juego que no requiere de ningún componente de fuera de la caja. Solo algunas herramientas de modelismo y pintura, siendo estas siempre opcionales.

Esto evoluciona el “plug and play” que encontramos en Warhammer: Age of Sigmar, trasladándolo de las miniaturas al sistema de juego en si.

Algo que lleva preocupando mucho a Games Workshop desde hace una temporada, es encontrar un equilibrio entre dificultad de inmersión en el juego y durabilidad de recorrido del cliente medio.

The Horus heresy: Betrayal at Calth es muy similar a Space Hulk en su formato. Una manera de introducir clientes mediante reglamentos sencillos, que ni siquiera llevan puntos, y conseguir que su permanencia en los juegos de miniaturas sea lo más prolongada posible.

Sin modificar universos o propiedad intelectual.

En Warhammer: Age of Sigmar hemos visto como se ha cambiado de arriba a abajo todo el universo de Warhammer Fantasy que gira alrededor del juego. Esta maniobra con la que han conseguido una flexibilidad en el trasfondo promete sorpresas. Además desde el punto de vista de marketing ofrece muchas ventajas.

Sin embargo The Horus heresy: Betrayal at Calth no deshace o cambia ninguna propiedad intelectual para ponerla al servicio de las necesidades de Games Workshop, algo que fue duramente criticado en el caso de Warhammer Fantasy.

Siempre quisimos luchar durante la herejía.

El trasfondo de The Horus heresy: Betrayal at Calth rellena un espacio aún por completar en Warhammer 40.000 sin avanzar en este. Además este trasfondo esta dentro de una parte de su propiedad intelectual donde disponen de mucho margen de maniobra.

A esto le sumamos que cualquier material sobre la herejía de Horus siempre ha resultado un contenido muy llamativo de cara a los aficionados más experimentados.

Podríamos decir que The Horus heresy: Betrayal at Calth es una evolución más que afinada de Warhammer: Age of Sigmar. Además en ningún momento pretende ser el sustituto de Warhammer 40.000.

2: Adiós a las matrices de juego temático o core.

Desde hace varias ediciones tanto de Warhammer Fantasy como de Warhammer 40.000 vemos como Games Workshop desarrolla unas matrices optimizadas de cara a los lanzamientos de una caja grande. Como ejemplos tenemos las cajas de inicio de Warhammer Fantasy, Warhammer 40.000, Señor de los anillos y de juegos especialista como Spae Hulk, Dreadfleet, etc.

En The Horus heresy: Betrayal at Calth nos encontramos con matrices individuales para cada unidad: Marines Espaciales MkIV, Exterminadores Cataphractii y Dreadnought. No están todas metidas en dos grandes matrices en las que encajar las diferentes unidades.

Esto significa que son matrices preparadas para su venta por separado, una vez metidas en su packaging correspondiente, de igual modo que podemos comprar escuadras de Marines espaciales tácticos del 41º Milenio.

Las únicas miniaturas que serán exclusivas de la caja son los dos comandantes. De igual modo lo pudimos ver en las cajas de Marines espaciales Angeles Sangrientos contra Tiránidos, o Marines espaciales Lobos espaciales contra Orkos.

Con esto Games Workshop tiene unas matrices re-utilizables dentro de su gama y que además mañana puede meter en otra caja de la herejía de Horus sin tener que desembolsar el coste de otra matriz nueva (recordemos que ronda las 20.000 libras).

3: Un juego para todos los públicos.

The Horus heresy: Betrayal at Calth  esta pensado para un público muy diferente del que está enfocado Warhammer 40.000 o el extinto Warhammer Fantasy.

Por un lado tenemos el público junior. Este demanda juegos que no requieran una curva mas allá de 30 min de lectura (ver artículos sobre Warhammer: Age of Sigmar) y que pueda estar jugando en 45-60 min.

Mientras que por otro tenemos a los jugadores de mesa o indecisos. Que están muy receptivos a juegos de tablero con miniaturas, gracias a juegos tan exitosos como Descent, Star Wars Rebel Assault o Zombicide.

Por último el público más experimentado de los wargames. Los que quieren expandir (o continuar expandiendo) sus horizontes dentro de la herejía de Horus. Son muchos los casos de coleccionistas que disponen de compañías enteras de Marines Espaciales y que aún así están consumiendo The Horus heresy: Betrayal at Calth con verdadero entusiasmo.

Por lo tanto, nos encontramos ante un producto que pretende incitar a la mayor masa crítica posible de clientes.

¿Y cómo quieren Games Workshop conseguir esto? De la misma manera que hacen gran parte del de las empresas en el resto de mercados. Con un mismo producto que atraiga a diferentes tipos de clientes, incluso los que  no se veían atraídos por wargames.

4: Primero el pack, después por separado.

En cajas como la de Marines espaciales Lobos espaciales contra Orkos veíamos como Games Workshop introducía matrices de unidades ya existentes en el catálogo de Warhammer 40.000.

Pero, ¿y si esas cajas tuvieran unidades nuevas que aún no han salido a la venta por separado?

Seguramente se hubieran vendido aún muchas más cajas de este formato. Sería imposible de evitar la compra con el argumento de ya poseer alguna de las miniaturas en nuestra colección.

Games Workshop aprende a sacarle aún mas jugo a su producto. Invirtiendo el orden de salida de las cajas, incita al cliente a pasar primero por el producto grande, para después ofrecérselo fragmentado en escuadras completas.

Esto no es algo nuevo. Desde hace varias ediciones aparece el reglamento de Warhammer Fantasy o Warhammer  40.000 en formato de tapa dura y un mes después se incluye en la nueva caja de juego. Al final un gran numero de aficionados acabamos disponiendo del formato grande como lectura para casa y del reglamento pequeño como libro de consulta para las partidas.

5: Captación de nuevos consumidores de productos de especialista y ventas añadidas.

The Horus heresy: Betrayal at Calth es un producto que muestra al jugador novel de manera muy atractiva la propiedad intelectual sobre la herejia de Horus. Una parte que, salvo para los aficionados experimentados, suele pasar muy desapercibida y se toma como una algo anecdótico del trasfondo de Warhammer 40.000.

No es descabellado pensar que The Horus heresy: Betrayal at Calth despertará el interés de muchos aficionados por las miniaturas de Forge World, los libros de juego y las novelas de la Herejía de Horus (muchas de ellas ya son Best Seller en Reino Unido).

De hecho el libro V de la herejía de Horus, Tempest trata específicamente sobre esta contienda. Al igual que algunas novelas como Know no fear.

Así Games Workshop consigue enlazar sus ramas de negocio con los clientes menos experimentados y, ¿porque no?, volver a llamar la atención del cliente habitual.

Conclusiones

Si en su momento decíamos que Warhammer: Age of Sigmar era un juego para atraer de manera sostenida a los más pequeños, The Horus heresy: Betrayal at Calth se convierte en el producto estrella de la compañía, para atraer y retener a todas las tipologías de cliente a las que Games Workshop quiere aspirar.

Por el momento se habla, y con mucho sentido, de expansiones próximamente, quizá este sea uno de los motivos por los que no se habría incluido la icónica servoarmadura de los marines espaciales de la Herejia, la Mk III, ya que de salir a modo de caja de unidad tendrá una acogida muy positiva.

Ahora tendrás que elegir tu bando durante la herejía.

Sin tener las cifras de ventas en la mano es arriesgado ser rotundo, pero todo apunta que Games Workshop ha conseguido un producto que ninguna empresa de miniaturas ha logrado hasta la fecha.

The Horus heresy: Betrayal at Calth es una caja con la que atraer a todo tipo de clientes con posibilidades reales de éxito.

A falta de esos números, podríamos encontrarnos ante el producto más hábil de la Games Workshop a nivel de ventas, captación e incluso para reconquistar el mercado.

The Horus heresy: Betrayal at Calth es un producto muy meditado en el que se ha cuidado todo detalle para que cumpla su cometido. De hecho la impresión en plástico en las matrices que dicen “Games Workshop 2014” nos revela que es un producto que lleva gestándose más de un año, tal y como suele hacer las grandes compañías, pensando a dos años vista sus salidas.

Seguramente el producto ha evolucionado de su concepto original tras medir el impacto de Warhammer: Age of Sigmar en el mercado y los datos recogidos han sido utilizados para determinar el producto que tenemos entre las manos ahora.

Además, no son pocas las fuentes que auguran que la caja recibirá expansiones, por lo que nos encontraríamos ante un concepto de producto totalmente nuevo y que conformaría una pasarela verdaderamente robusta hacia Warhammer 40.000 sin dejar de ser por si mismo un juego que genere ingresos continuos.

Como siempre, me encantará saber que opinión te merece The Horus Heresy: Betrayal at Calth y como has vivido esta novedad.

2017-07-20T17:30:53+00:00 By |Tags: , |0 Comments

About the Author:

Sergio Ramos

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies