Portada-Warhammer-end-of-times-Khaine

 

 
 
Ya nos hemos leído el nuevo Volumen de la campaña de Warhammer Fantasy “El Fin de Los Tiempos, Khaine“. 
Sobre la edición en si, poco que decir que no hayamos hecho ya en el Análisis de Glottkin, Tanto por tamaño como por contenido casi podríamos decir que son los hermanos pequeños de Nagash.
No queremos perdernos en detalles técnicos ni en los entresijos de la historia. Queremos hablaros de las sensaciones que tenemos a media que seguimos esta Campaña de Warhammer y que se han visto acentuadas con la salida de Khaine.
Y la principal es que todo avanza muy rápido, demasiado rápido. Games Workshop a pasado de vendernos un universo estático en el que apenas se había avanzado nada en mas de 10 años, a ponerlo todo patas arriba en unos meses.
El resultado, no es tan bueno como podría esperarse. El caos que han generado con la destrucción del Viejo Mundo a llamado la atención de la comunidad, muy hastiada del inmovilismo anterior. Pero eso no es suficiente.
Y si bien todo este dinamismo destructivo no es malo per se, tampoco es buena la endeble construcción que se vislumbra tras el. Y es que Warhammer Fantasy era un juego con miles de páginas escritas para su trasfondo. Los libros de ejército se veían respaldados por novelas y un prodigioso juego de rol. Inmersión al fin y al cabo.
Sin embargo todo eso esta siendo borrado de un plumazo. La historia avanza guiada por el Deus ex Machina de los autores, y el que era un trasfondo fuerte y lógico (dentró de la fantasía más ochentera), se vuelve cada día un poco más endeble.
Games Workshop esta reformando el juego, guiándolo seguramente a su nuevo enfoque comercial. No tengo nada en contra de ello. Pero si lamento que se haga a cualquier precio. No quiero entrar en detalles ni destripar la historia a todo aquel que desee leerla por si mismo. Así que solo diré que todo lo concerniente a la actuación Silvana, como poco es inconsistente, en nuestra opinión un sin sentido.
La resolución de la guerra élfica, tampoco nos deja del todo satisfechos. Es como si palestinos e israelies pudieran mañana darse la mano y olvidar sus últimos 50 años de historia de un plumazo. Cualquier justificación nos puedan vender, es como poco blanda.
Warhammer-end-of-times-Khaine


Por último está la sensación de vértigo. Las cosas cambian y no se reposan. La épica historia que nos cuenta Khaine es digna de una campaña por si misma, con sus batallas, y avances, a lo largo de meses en los que pudiéramos vivir la transformación y caída de esos Elfos con los que hemos compartido décadas.

El propio libro nos habla de las nuevas unidades que se conforman para servir a los contendientes. Y por desgracia, por las prisas y resolverlo en un único volumen, y un único mes, quedan reducidas a poco más que un apunte a pie de pagina.
 
The End of Times para nosotros comenzó con mucha fuerza, pero a medida que avanzamos, se convierte en la campaña de las oportunidades perdidas. Todo apunta alto, pero las prisas hacen que nada acabe de materializarse como debería.
Hace años Withe Wolf, hizo con el mundo de Tinieblas una apuesta semejante. Hay muchos matices que cambian. Pero no puedo evitar pensar que El Día del Juicio del Mundo de Tinieblas, se parece demasiado a este End Of Times.

Sinceramente, y por el bien de todos los que somos y fuimos jugadores de Warhammer, Fantasy espero que el resultado sea diferente.

Nos gustaría saber vuestra opinión al respecto. ¿que pensáis?