Uno de nuestros proyectos de Warhammer 40.000 es coleccionar un Ejército Tau con el que poder jugar la  Campaña de Taros (Imperial Armour III).

Cuando queremos embarcarnos en algo nuevo siempre aplicamos el mismo sistema. Primero buscamos referentes, después hacemos un test y finalmente nos tiramos al río.
Cayó en nuestras manos restos de un Ejército Tau. Aunque las miniaturas no estaban en el mejor de los estados, decidimos hacer con ellas el primer test de pintura. No es lo ideal para realizar una prueba, pero no hay que desperdiciar el material que tenemos.
Sobre todo había que comprobar como funcionaban los colores de Scalecolor y así buscar una alternativa a las pinturas Vallejo, cuyos tonos no nos convencían, y Citadel. Finalmente fue un acierto probar las nuevas pinturas y esto convirtió a Scalecolor en una alternativa muy interesante.
Volviendo al soldado Tau, el esquema de pintura para la Campaña de Taros, se parece al clásico del codex. Taros es un mundo desértico, y pensamos que un camuflaje de colores amarillentos es lo ideal.

Una cosa que nunca nos ha convencido de los Tau es el rostro monocromo. Por ello se ha degradado hacia un color carnoso la parte inferior de la cabeza. Nos pareció un resultado interesante y pensamos aplicarlo en toda la casta de fuego.

Tuvimos problemas con la armadura. No nos ha convencido en absoluto el desgaste. Nunca lo habíamos hecho y pensamos que no ha quedado lo suficientemente bien como para hacer de esto  el estándar de pintura en esta fuerza de combate.
Nos gustaron mucho los efectos de desgaste del Ejercito Tau de Bruno Rizzo que os mostramos hace unos días, aunque quizá sean algo excesivo para el estilo de pintura que buscamos. En los próximos que pintemos, esperamos mejorar la armadura sustancialmente.

¿Que os parece el resultado?