Hace ya unos días que cayeron en nuestras manos las nuevas White Dwarf Weakly y Warhammer: Visions. Desde que Games Workshop anuncio su lanzamiento, hemos tenido la intención de hacer un artículo que no destripara los contenidos del número, si no que  yendo un poco más lejos, intentase responder al por que del cambio de dirección en la White Dwarf, teniendo en cuenta que el último se dio hace poco más de un año. Después de ver las revistas, reflexionar y dejar que nuestros pensamientos reposaran, aquí tenéis nuestras conclusiones.

Seguro que recordáis nuestra anterior entrada sobre el estado actual de Games Workshop como compañía y nuestra valoración personal. Lo cierto es que recibimos un feedback muy positivo de él, y esto nos ha impulsado a seguir analizando al gigante de las miniaturas. No ha pasado mucho tiempo, pero si hoy tuviéramos que volver a escribir el artículo, lo firmaríamos tal cuál, retocando solamente lo concerniente a la White Dwarf.
Nos aventuramos a decir en su momento, que el nacimiento de la nueva White Dwarf Weakly y Warhammer: Visions vinieron dados por la falta de resultados de la White Dwarf tradicional, tras los cambios de hace poco más de un año. Hoy estamos casi seguros de que nos equivocamos.
Seguimos pensando que la White Dwarf es una herramienta de marketing en la que se han realizado unos cambios. Cuando esto ocurre, suele estar motivado por una de estas dos razones:
 
Primero que no se obtengan los resultados esperados. Es la suposición que hicimos en el artículo anterior, quizá motivados en parte por el pesimismo que reinaba en contra de la compañía en aquel momento.
 
Segundo, que los resultados son tan buenos que se quieran maximizar.
 
Basándonos en los cambios que se han producido de la White Dwarf mensual a la White Dwaft Weakly, estamos completamente seguros de que se consiguieron los objetivos. De no haber pasado esto, la nueva White Dwaft Weakly no seria una réplica del anterior trabajo y se habrían buscado caminos alternativos. Creemos que Games Workshop a aplicado un cambio en la periodicidad de la publicación para a maximizar los resultados.
 
Withe-dwarf-review-weakly-warhammer-vision-opinion


Muchos se escandalizaran y dirán que estamos locos, pues para muchos entre los que nos incluimos, esta Withe Dwarf es la sombra de lo que fue en el pasado a todos los niveles de hobby. Pero aunque este punto nos lleve a la controversia, como herramienta de marketing sigue haciendo una labor estupenda y funcionando perfectamente. Y esto en esencia es lo que tiene que hacerse con herramienta de marketing, no medirse por la calidad de su contenido, si no por los resultados.

Pero, ¿cuáles son esos objetivos que decimos que la White Dwarf ha logrado?
 
En clave de marketing, podemos decir que fundamentalmente son dos:
 
Servir como elemento de captación de nuevos clientes, a través de la venta en kioscos, aficionados que  las muestra en colegios, etc.
 
 Y reforzar la fidelización de los clientes actuales.
 
La White Dwarf mensual tenía la capacidad de conseguir ambas metas. Sin embargo Games Workshop ha decidido dividir sus esfuerzos en pos de una maximización de resultados. White Dwarf Weakly tiene como objetivo principal la fidelización clientes, sobre todo los nuevos. Mientras que Warhammer Visions se enfoca al mercado potencial, abriendo un nuevo universo para todo aquel que ojeé sus páginas. Aunque ninguna de las revistas renuncia a mejorar los resultados de la otra.
¿Y como lograra mejorar estos objetivos la White Dwaft Weakly?
 
De dos formas muy básicas:
 
Primero aumentando la frecuencia de visitas del cliente al establecimiento.
 
Segundo, mejorando la inmersión del cliente en la cultura de Games Workshop.
 
White Dwarf Weakly es una herramienta diseñada para facilitar la labor del dependiente. Con su periodicidad trata de atraer al cliente al menos una vez por semana a la tienda. Una vez allí el dependiente desarrollara distintas técnicas de venta, no solo para que el cliente adquiera la revista, si no también las novedades o productos complementarios de Games Workshop.
Pero este objetivo no es solo perseguido por la White Dwarf Weakly, si no también por una política de lanzamiento de novedades semanal, que a su vez se ve reforzada por la revista. 
 
Con todo esto Games Workshop mejora el ratio de visitas del cliente al establecimiento, aumentando las ventas de oportunidad o dirigidas y evita la estacionalidad de las ventas (a principios de mes).
 
Además se refuerza la inmersión del cliente en la política de Games Workshop, a través de artículos de pintura, montaje, etc. Todas estas acciones están orientadas al nuevo usuario, al que a través de este material se le repinten los mensajes enviados desde tienda por el dependiente: fácil de montar, sencillo de pintar, divertido, creativo, etc.
 
Por último se vuelven a publicar reglas. El nuevo aficionado se mostrara entusiasmado con conocer las capacidades del héroe, que como novedad, acaba de comprar. Y el veterano encontrará en esto un nuevo argumento para la compra de la revista, lo que le llevará nuevamente al establecimiento. Por supuesto esto implica que ya no veremos ningún libro de ejercito hasta que se haya completado la totalidad de lanzamientos de su gama. Todo cuidadosamente medido y estudiado.

¿Nos va  a gustar esta nueva White Dwarf? Dudamos que sea del agrado de los que llevan tiempo en este mundillo, y su utilidad para ellos va poco mas haya de conocer las novedades o los siempre interesantes artículos del Heraldo Johnson

Ya no es un coleccionable como atestigua la eliminación de la modalidad de suscripción. Pero esto no quita que para Games Workshop sea una herramienta tan potente o mas como el primer día.